Posteado el 13 febrero, 2017 Por en Críticas con 237 Visitas

Melanie. The girl with all the gifts

MELANIE CARÁTULA

MELANIE. THE GIRL WITH ALL THE GIFTS, de Colm McCarthy. 2016.

Una película de zombis que pretende diferenciarse de otras obras del género, aunque con resultado irregular

“Melanie. The girl with all the gifts” esta basada en el relato corto de Mike Carey, quien escribe a su vez el guión. A través de él, el realizador Colm McCarthy pretende conformar una película de zombis con elementos diferenciadores, y en algunos aspectos, consigue salirse con la suya.

La película busca nuevos conceptos intelectuales que reinventen de alguna manera el género, pretendiendo desmarcarse de otras películas de zombis, incluso con cierto aire de superioridad. Una epidemia ha convertido a casi toda la Humanidad en una manada de seres carnívoros (llamados Hambrientos en el film). El Ejército y los científicos velan por la seguridad de los supervivientes en un Londres post-apocalíptico, poblado de niños que recuerdan a los supervivientes de El señor de las moscas, de William Golding. En una base militar, un grupo de ellos (zombis de segunda generación) son instruidos, ajenos a la realidad exterior. Melanie, interpretada por Sennia Nanua (ganadora del premio a Mejor Actriz en el pasado festival de Sitges), parece la niña más lista y especial de todos. Ella será la clave necesaria para la búsqueda de una vacuna que salve a la Humanidad.

La trama tiene momentos destacables, que nos dejan la sensación de que podrían haber desembocado en un mejor resultado. La mayoría de ellos tienen lugar en la primera parte de la película, cuando los niños están experimentando una especie de rehabilitación a través de una formación reglada que incluye el repaso de los clásicos grecolatinos. No es gratuita la mención del mito de la caja de Pandora, que aporta una destacable carga metafórica en el film, refiriéndose a la propia Melanie. Los niños son vigilados por militares y transportados, inmóviles, en sillas de ruedas, mientras los humanos se untan un gel bloqueador en el cuerpo para evitar ser mordidos. Y es que no hay que dejarse engañar por la manifestación por parte de algunos niños de cierta sensibilidad; en el momento menos pensado, un despiste puede provocar que sus dientes castañeteen y se lancen en pos de alimento humano.

El film tiene un punto de inflexión en la crisis que provoca que una pequeña expedición, con la pequeña Melanie en cabeza, vague por las calles de Londres buscando alimentos y nuevas evidencias de cómo encontrar una cura al virus provocado por el hongo que causa la infección. La relación de la pequeña con los otros miembros el grupo es el elemento más interesante de la película en este segundo tramo: la profesora Justineau (Gemma Aterton), la Doctora Caldwell (Glenn Close) y el Sargento Parks (Paddy Considine). Cada uno de ellos juega fielmente el papel que le corresponde según su campo profesional (educación, ciencia y milicia) y tiene una idea particular de Melanie y el conflicto. Sin embargo, esta segunda parte es, en líneas generales, más convencional y espesa.

En resumen, “Melanie. The girl with all the gifts” es un película entretenida, que empieza poniendo sobre el tapete elementos muy consistentes; pero a medida que avanza, éstos van perdiendo fuerza y convicción, afectando de forma decisiva el resultado final. De más a menos.

Tags : , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *