Posteado el 13 mayo, 2017 Por en Críticas con 188 Visitas

Un reino unido

UN REINO UNIDO (“A united kingdom”), de Amma Asante. 2016.

Otro biopic simplista falto de emoción e interés

“Un reino unido” hace gala de todos los defectos achacables a un biopic descafeinado. El relato simplemente sirve para alumbrar un pasaje de la Historia, pero la narración carece de todo interés, todo resulta impostado y es incapaz de despertar la más mínima emoción en el (sufrido) espectador, debido principalmente a que la realizadora británica Amma Asante es incapaz de dar matices a la historia.

El film nos narra la historia del príncipe Seretse Khama (Daniel Oyelowo), futuro rey del protectorado británico de Bechuanalanad (actual Botswana), que ha sido instruido en Londres y contrae matrimonio con una mujer blanca británica, Ruth Williams (Rosamund Pike), originando un conflicto internacional de gran envergadura por la política de apartheid sudafricana, contraria totalmente a los matrimonios interraciales. La pareja protagonista debe, por tanto, enfrentarse al rechazo de sus propias familias y de los gobiernos británico y sudafricano, viviendo durante años un calvario que provocará incluso el exilio temporal de Seretse.

Dicho esto, todo lo demás está de más. La emocionante historia de amor de cuento de hadas que Amma Asante pretende colarnos no se sostiene por ninguna parte; las interpretaciones son forzadas y poco creíbles, condenadas de antemano por un guión propio de telefilm que lastra toda posibilidad de resultar convincente. Y es que el acercamiento a la vida de Seretse se simplifica al máximo a través de su relación con Ruth, por lo que se subraya lo emotivo y se obvia el análisis sociopolítico, mucho más interesante.

La película es totalmente previsible, carece de clímax y no revela nada que no podamos averiguar leyendo un libro de historia. En resumen, llegamos al final de la cinta cada vez más convencidos de que ésta es una historia que no debía ser contada, al menos de esta manera. Todos los elementos de la trama están adaptados a una audiencia poco exigente . El matrimonio estuvo lleno de complicaciones, pero nunca lo sabremos viendo esta película porque Asante trata esta historia como si fuera una novelita rosa de segunda; los hechos, tan simplificados, pierden fuerza a tanto que se alejan de la realidad, que es mucho más compleja de lo que nos muestra.

Además, un forzado sentimentalismo se adueña por momentos del film, especialmente durante la separación del matrimonio durante la cual se produce el nacimiento de su primer bebé, lo que provoca automáticamente que ver esta película sea lo más parecido a ver llover. Por destacar alguna cosa, la música de Patrick Doyle raya a un nivel que la película no podría ni soñar. Lamentable.

Tags : , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *