Posteado el 8 junio, 2018 Por en Críticas con 199 Visitas

Las estrellas de cine no mueren en Liverpool

LAS ESTRELLAS DE CINE NO MUEREN EN LIVERPOOL (“Film stars don’t die in Liverpool”), de Paul McGuigan. 2017.

Las memorias del joven actor

Paul McGuigan aborda una interesante historia en Las estrellas de cine no mueren en Liverpool, basada en las memorias del actor Peter Turner, quien mantuvo una relación amorosa con la diva de Hollywood Gloria Grahame a finales de los años 70. En 1981, Turner (Jamie Bell) recibió una llamada telefónica de Grahame (Annette Bening), quien había sufrido un desmayo en la localidad de Lancaster antes de una representación teatral. Tras su negativa de ser atendida por los médicos, el joven llevó a la estrella a su casa en Liverpool junto a sus padres y hermano, una humilde familia de clase obrera, para cuidar de ella.

La productora Barbara Broccoli llevaba años intentando que Bening se pusiera en la piel de Grahame en un momento en el que la ex-estrella de Hollywood vive un declive tanto físico como profesional. La película parte de un diseño de producción ajustado, pero muy digno, que refuerza el sentido de lo onírico a través de la fotografía de Urszula Pontikos en diversos flashbacks que nos transportan a los inicios de la relación entre el desconocido actor y la diva ganadora de un Oscar como Mejor Actriz Secundaria por Cautivos del mal (Vincente Minnelli, 1952). Grahame es el reclamo de la película, pero McGuigan nos hace llegar la historia a través del filtro de los recuerdos de Turner, un planteamiento que nos trae a la memoria otro film como Mi semana con Marilyn (Simon Curtis, 2011).

Las transiciones presente-pasado están tratadas con elegancia y el trabajo de los actores es encomiale, incluido el de Julie Walters como madre de Turner y cuidadora ocasional de Grahame, la cual consigue que la interacción del actor con su familia sea otro de los elementos que sustentan el film. Pese al buen trabajo de Bening, la actriz no puede evitar que su personaje, demasiado mitificado, resulte algo insustancial e intercambiable por el de cualquier supuesta actriz de los años dorados de Hollywood. Del mismo modo, la digna puesta en escena que caracteriza la mayor parte del film se resiente en el tramo final, cuando la historia dramática se resuelve de forma bastante rutinaria.

En definitiva, Las estrellas de cine no mueren en Liverpoolchapeau por el título- narra el proceso catártico que Peter Turner experimenta para entender los entresijos de su complicada relación con una veterana actriz que se resiste a exteriorizar la decadencia que vive desde hace tiempo. Pese a la falta de profundidad de algunos pasajes que hubieran hecho de éste un film mucho más redondo, el buen hacer de los actores y la naturalidad que desprende el ámbito obrero en el que vive la familia de Turner hacen que la película destaque por su ternura y calidez.

Tags : , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *