Posteado el 5 abril, 2017 Por en Series con 612 Visitas

The Young Pope

the-young-pope-serie

The Young Pope, la visión particular de Sorrentino sobre el Vaticano

118459Paolo Sorrentino, director, guionista y productor, que hace magia con todo lo que toca con su varita, se introduce esta vez en el mundo de las series de televisión y reinventa el género convirtiendo The Young Pope (con tan solo una temporada) en una serie de culto. Con una producción exquisita, cada capítulo rondaba los cuatro milones de euros, pudiendo así reproducir con todo lujo de detalles las fachadas de San Pedro y San Marcos, La Piedad de Miguel Ángel o la misma Capilla Sixtina. Al Vaticano apenas se pudo acceder para rodar.

Recogiendo el testigo de Fellini y con influencias de Scola, Sordi o De Sica, Sorrentino logra en cada escena una magnificencia que muy pocas directores llegan a alcanzar. Mezclando imágenes majestuosas con actividades de la vida cotidiana de la curia del Vaticano que te dejan embobado en el asiento, como ya hizo con La gran belleza, el poder de las imágenes que muestra es tan potente que llegas incluso a olvidarte del guión, restándole importancia. Estamos ante una oda a la simbología, y en el ámbito cristiano, Sorrentino lo tenía fácil.

De cómo Jude Law se hizo Papa bajo la batuta de Sorrentino y nos deja con la boca abierta.

maxresdefaultThe Young Pope cuenta la historia de Lenny Belardo, huérfano abandonado por sus padres hippies en estados unidos que llega a convertise en el Papa Pío XIII. En el orfanato es criado por la hermana Meri (Diane Keaton). La historia comienza el mismo día que hay fumata blanca y Lenny es el elegido en el Vaticano. Allí empieza una contrarevolución, si podemos llamarla así, y comienza un retroceso en el mundo cristiano que nadie aplaude y que todos critican.

El universo que le rodea está compuesto, principalmente por su secretario, el Cardenal Voiello (Silvio Orlando), su jefa de prensa (Cecile de France), su amigo íntimo de la infancia en el orfanato, el cardenal Dussolier (Scott Sheperd), su nuevo mejor amigo, el cardenal Gutiérrez (Javier Cámara), su mentor, el cardenal Michael Spencer (James Cromwell), la mujer de uno de los guardias suizos, Esther (Ludivine Sagnier), y la hermana Meri (Diane Keaton), a la que trae de Estados Unidos y nombra su secretaria.

Todos ellos conforman el mundo de Lenny, el nuevo Pío XIII, que bajo la dirección milimétrica y perfeccionista de Sorrentino (mandaba a todos los actores que iban a participar en el capítulo a rodar un email señalando que “las secuencias se ruedan de principio a fin; se ruega a los actores que se sepan el texto”) da lugar a una alineación planetaria llevando a la serie a obra de culto.

En una entrevista al periódico El País  Jude Law ha confesado que tuvo ciertos problemas para encontrar la inspiración y poder interpretar a un papa, por lo que decidió concentrar sus esfuerzos en el objetivo de interpretar a la persona que hay detrás. “Es una pieza que tiene mucho que ver con los seres humanos, porque las grandes figuras de la Iglesia son personas antes de nada”, ha indicado el actor, cuyo personaje desarrolla temas como la fe, el abandono, la amistad y la traición.

El actor británico ha confesado que el reto de interpretar este personaje ha sido “no revelar demasiado demasiado pronto”, porque es “muy reflexivo” y es “difícil mantener esa actitud durante tanto tiempo”, a lo que se suma el hecho de que no está acostumbrado a dar vida a un papel “de seis horas”, según ha subrayado. Law ha destacado que se ha tratado de una “experiencia única” porque “todas las referencias, capas y complejidades del personaje estaban sobre el papel”, incluso el tabaquismo, y su misión ha consistido únicamente en “aportar la carne y el hueso”.

No hay secretos en el Vaticano si eres observador, ¿o sí?

La cabecera de The Young Pope es original y salvaje.  Jude Law, ya Papa Pío XIII, realiza un recorrido sobre 10 obras pictóricas que desvelan, si las conoces y sabes interpretar, cada capítulo. Una obra, un capítulo. En orden y a lo bestia. El final rompe la cuarta pared y con una actitud chulesca, el papa te guiña y comienza el capítulo. Soberbio.

No voy a realizar ningún spoiler. Me limitaré a presentaros los cuadros  como hace el propio Papa Pío XIII para el uso y disfrute:

La Adoración de los pastores de Gerard Van Honthorst. Escena en la que los pastores son testigos cercanos al nacimiento de Jesús en Belén. Esta pintura a menudo se combina con la Adoración de los Magos. El cuadro fue destruído en 1993 por la mafia italiana en el bombardeo Via dei Georgofil.

youn-pope-001


La Entrega de las llaves de Pietro Perugino. La escena forma parte de la serie de la historia de Cristo en la pared norte de la Capilla Sixtina. Se trata de una referencia a Mateo 16 en el que las “llaves del reino de los cielos” se le dan a San Pedro. Estas claves representan el poder de perdonar y compartir la palabra de Dios, dándoles así el poder de permitir que otros entren al cielo.

young-pope-002


La conversión en el camino de Damasco de Caravaggio. Esta pintura representa el momento contado en el capítulo 9 de Hechos de los Apóstoles cuando Saúl, quien acabaría convirtiéndose en el apóstol Pablo, cae en el camino de Damasco. Oyó al Señor decir: “Yo soy Jesús, a quien vosotros perseguís, levantaos y vayan a la ciudad”. La escena muestra el mismo momento en que Pablo es arrojado al suelo por el espíritu de Jesucristo cayendo del caballo.

young-pope-3-1


El Consejo de Nicea. El Primer Concilio de Nicea fue un consejo de obispos cristianos convocado en Nicea por el emperador romano Constantino I en 325 d.C. Este primer concilio ecuménico fue el primer esfuerzo para lograr el consenso en la iglesia a través de una asamblea que representa a toda la cristiandad. Sus principales logros fueron el arreglo de la cuestión cristológica de la naturaleza del Hijo de Dios y su relación con Dios Padre, la construcción de la primera parte del Credo de Nicea, el establecimiento de la observancia uniforme de la fecha de Pascua y la promulgación de las primeras derecho Canónico.

young-pope-004


Pedro el ermitaño montando una mula blanca con un crucifijo en la mano viajando a través de las ciudades y pueblos predicando la Cruzada de Franceso Hayez. Pedro el Ermitaño fue un sacerdote de Amiens y figura clave durante la Primera Cruzada. La leyenda dice que Pedro el Ermitaño fue el verdadero autor y originador de la Primera Cruzada, aunque posteriormente los historiadores católicos no estuvieron de acuerdo con ella.

young-pope-005


San Francisco recibiendo los estigmas de Gentile Da Frabiano. San Francisco recibe los estigmas de Cristo, a quien ve en forma de serafín (sí, así parecía serafín en la Edad Media y al comienzo del Renacimiento) mientras rezaba en el Monte Alverno.

young-pope-006


Santo Tomás de Villanueva repartiendo limosnas de Mateo Cerezo. Santo Tomás de Villanova fue un fraile español de la Orden de San Agustín famoso por su afán de predicación, y escritos ascéticos. Más tarde se convirtió en arzobispo y pese a su nuevo estatus siguió férreo en el cuidado de los pobres.

young-pope-007


Miguel Ángel al presentar el modelo para la finalización de San Pedro al Papa Pio IV de Domenico Cresti. La Basílica de San Pedro como la conocemos ahora no siempre fue así. El primer edificio de la Basílica se erigió, de los siglos IV al XVI y construyó sobre el sitio histórico del Circo de Nero. En el s. XV la iglesia estaba cayendo en ruinas, por lo que tuvo que ser demolida. El Papa Julio II fue el Papa que decidió reconstruirlo, pero sus planes eran tan costosos y suntuosos, que inspiraron a Martín Lutero a reformar la Iglesia. O eso dijo.

young-pope-008


La Matanza del día de San Bartolomé de François Dubois. La masacre del Día de San Bartolomé en 1572 fue una serie selectiva de asesinatos y una ola de violencia de la multitud católica, dirigida contra los hugonotes (protestantes calvinistas franceses) durante las guerras de religión francesas. Tradicionalmente iniciada por Catalina de Médicis, madre del rey Carlos IX, la masacre tuvo lugar cinco días después de la boda de la hermana del rey, Margot, con el protestante Enrique III de Navarra (el futuro Enrique IV de Francia). Este matrimonio reunió en un mismo punto a muchos de los hugonotes más ricos y prominentes en París, en gran parte católica.

young-pope-009


La Novena Hora de Maurizio Cattelan. Representa el Papa Juan Pablo II en el suelo después de haber sido arrasado por un meteorito. El título de la obra alude al momento en que Cristo grita: ¿Por qué me has abandonado? (“¡Elí, Elí! ¿lemá sabactaní?”Deus meus Deus meus ut quid dereliquisti me”). Esta escultura también puede evocar otras interpretaciones: tal vez Cattelan, católico romano, sugiere la degradación de la Iglesia como resultado de escándalos y el cambio de los valores sociales. Debido a que el meteoro aparentemente ha caído del cielo puede interpretarse que el propio Dios ha asaltado a la Iglesia. A medida que el Papa sobrevive y se aferra a la Cruz Papal, quizás representa la eterna fortaleza de la Iglesia. En el lado opuesto, podemos concluir que el Papá al fin y al cabo es sólo un hombre y no debe ser venerado.

young-pop-010

Por último sólo nos queda esperar que llegue la segunda temporada para poder seguir disfrutándola. Auguri Sorrentino. Auguri The Young Pope.

Tags : , , , , , , , ,

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *