Posteado el 8 abril, 2018 Por en Críticas con 171 Visitas

Un sol interior

UN SOL INTERIOR (“Un beau soleil intérieur”), de Claire Denis. 2017.

La eterna búsqueda del amor

Un sol interior parte de la idea de adaptar la célebre obra de Roland Barthes Fragmentos de un discurso amoroso (1977), un ensayo en el que se reivindicaba la figura del enamorado y donde se hablaba de la complejidad y paradojas del amor. Claire Denis, que presentó la película en la pasada Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, escribe un guión original con Christine Angot, en el que ambas proyectan episodios de sus propias vidas desde la “agonía” como forma en la que alguien está sobrepasado por los problemas amorosos.

Isabelle, interpretada por una inconmensurable Juliette Binoche que eleva al máximo la calidad del proyecto, es una artista divorciada con una hija que se enfrenta a diferentes historias amorosas en su vida adulta, encontrando principalmente decepciones. La estructura del film coincide con la misma incoherencia de los “momentos” amorosos que retrata, encontrándonos con elipsis que hacen avanzar el relato. Así, sabremos de los problemas amorosos de una Isabelle que mantiene relaciones con diferentes prototipos de hombre, desde el que ofrece una gran estabilidad económica desde su poderoso status – el banquero interpretado por Xavier Beauvois- hasta el actor, interpretado por Nicolas Duvauchelle, que pertenece a su mismo mundo y con el que comparte la idea de “enamorado”. Durante todo el metraje, Isabelle debe discernir entre lo que quiere encontrar en los hombres y lo que realmente ve para hacer un balance de su vida amorosa, a todas luces insatisfactoria.

La protagonista trata de vencer sus miedos para encontrar al amor verdadero y Binoche se luce representando la montaña rusa emocional en la que vive la artista, culminada en un interesante epílogo de quince minutos filmada con plano-contraplano en la que una suerte de adivino/gurú interpretado por Gérard Depardieu insiste en la búsqueda de ese “sol interior” que da sentido al título del film y con el que Isabelle debe afrontar el día a día en vista de un futuro aún incierto en lo que a lides amorosas se refiere.

En definitiva, Un sol interior supone un punto de inflexión en la carrera de Claire Denis, quien no elude en esta cita el carácter tragicómico que ofrece la historia, convirtiendo la cinta en una suerte de comedia antiromántica.

Tags : , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *